?

Log in

Previous Entry | Next Entry

Feliz Amigo Invisible Saganu_Caoilte!

PARA:saganu_caoilte
DE PARTE DE: Amigus anonimus

Título: Cumpleaños
Fandom: Supernatural
Personaje/parejas: Dean&Sam
Rating: Gen
Resumen/Técnica (art): Sam está a punto de cumplir nueve años, Dean sabe que lo único que quiere es que sea de especial.
Disclaimer: Ni el universo ni los personajes de Supernatural me pertenecen. Todos son propiedad de Erik Kripke y Warner



Dean está acostumbrado, no hay cumpleaños, no hay Día acción de gracias, no hay Navidades, no hay fiestas. Hay comida rápida, maratón de series en el televisor viejo de algún motel de carretera (si tienes suerte) y un arma bajo la almohada. Tiene recuerdos de una vida en la que las cosas fueron diferentes, pero en esa vida su madre estaba viva, los monstruos de sus pesadillas no eran reales y su hermano era un bebé llorón; con todas las cosas que han cambiado, es normal para él que su vida sea diametralmente distinta.

Pero para Sam las cosas no son distintas; él no recuerda que en algún momento hubo celebraciones y el sonido de un disparo no decoraba cada una de sus noches; la verdad es que ni siquiera recuerda a su madre, cuando piensa en ella siente una calidez en el pecho pero no mucho más que eso. Por eso Sam desea tanto algo diferente, no sabe que las cosas han cambiado lo suficiente en su vida para poner todo de cabeza, por tanto no entiende por qué no puede tener lo que otros chicos sí.

A Dean le gustaría que su hermano entendiera, pero sabe que el chico tiene sólo ocho años; cree que ya se le va a pasar, que ya se acostumbrara y se dará cuenta de que no hay nada más importante que la familia. Y por eso, porque no hay nada más importante y porque Dean sabe que es su trabajo cuidar a Sammy, quien está tratando de convencer a su padre no trabajar el día de su cumpleaños.

Obviamente no lo logra, John es inflexible al respecto ("podría estar destruyéndose una familia Dean, mientras tu hermano sopla un par de tontas velas alguien podría estar muriendo, la mamá de alguien, Dean")
Cuando mayo comienza el mayor de los hermanos empieza a ver las señales, Sam está más callado, más arisco, menos comunicativo, y a Dean le pone un poco los nervios de punta porque una cosa es lidiar con el pequeño siendo como siempre es, y otra cosa es lidiar con él siendo diez veces peor; pero no puede culparlo, sabe lo que es tener ocho años y que lo único que quieras sea sentirte especial y saber que probablemente no ocurrirá.

La noche del primero de mayo llegan a un pueblo cerca de Detroit (ya en esa época a Dean no le gustaba Detroit, cuando aún no sabía nada, cuando aún sólo eran su familia y el bicho de turno al que había que eliminar), el hotel de esa noche es un poco mejor que el último, las camas son cómodas y el televisor no parece a punto de descomponerse, es como una señal, como un mensaje diciendo que las cosas quizás no tenían por qué ser tan malas para Sammy en su día.

Su padre sale temprano en la mañana del día dos, no sabe cuándo va a volver, no sabe ni siquiera qué es lo que está pasando en ese lugar olvidado del mundo; antes de irse le desea feliz cumpleaños a Sam. La sonrisa que recibe a cambio es una sonrisa triste pero John no la nota (o si lo hace es muy bueno ocultándolo) pero Dean si la nota, la nota demasiado bien para no hacer algo al respecto.

Dean tiene un poco de dinero, no es mucho pero es el suficiente para conseguir un par de barras de chocolate y un muffin de tamaño mediano aparte de lo que le ha dejado su padre para la comida (hamburguesas, gaseosas y dos tomates extras porque su hermano siempre protesta de que en la escuela le dicen que debe comer más verduras). Desde la tienda al hotel hay un parque y observa a unos niños jugar con una pelota que parece bastante nueva, se aprovecha de la distracción de los chicos cuando llega una señora (Dean piensa que puede ser su madre) con un montón de chucherías, para robarles la pelota y huir del lugar, está seguro que con eso será más que suficiente.

Cuando Dean llega a casa, Sam está leyendo un libro que ha conseguido en su última escuela; parece enfrascado en la lectura, fascinado por ella, y a su hermano le gustaría saber que tanto hay en los libros que el pequeño ama y él no puede encontrar.

- Enano, deja de tratar de memorizarte todas las palabras de esa cosa por un momento y préstale atención a tu hermano mayor

- Qué quieres Dean?

- Comer

- Come, yo no tengo hambre.

- Sammy, he dicho que vengas.

Sam da un suspiro, suelta el libro y se acerca al pequeño mesón que hay en medio de la habitación donde su hermano está ubicado en ese momento, es entonces cuando ve la pelota.

- ¿Qué es eso?

- Tu regalo de cumpleaños- Dean sonríe y le pasa el objeto a su hermano, la sonrisa de Sam es gigante. Es una pelota, es de cierta forma lo más normal y sencillo que podría llegar a recibir; quizás por eso le gusta tanto, lo hace sentir como si fuera cualquier niño, de cualquier casa, al menos una vez.

Luego reparte las hamburguesas y las gaseosas y le pasa a Sam los tomates, el menor no puede evitar mirarlo extrañado.

- No me mires así enano, tú siempre dices que debes comer verduras.

- Debemos comer verduras Dean, y el tomate no es una verdura, es una fruta.

Dean no puede evitar rodar los ojos ante esa respuesta.

- ¿Quieres esas cosas o no?

- Claro que sí.

- Entonces come y calla.

Comen sólo con el ruido del televisor de fondo; es un silencio cómodo, de hermanos que se conocen, que a pesar de lo diferente que ven el mundo viven rodeados de las mismas cosas, los mismos temores, los mismos fantasmas (todos ellos bastante reales, lo suficiente al menos para matarlos de un tiro).

Cuando terminan de comer, Dean saca el muffin y pone una vela (de esas q siempre lleva en caso de emergencia por si hay un corte en la ciudad de turno) y la prende con un mechero que ya a esa edad llevaba para todos lados ("nunca sabes cuándo podrás necesitarlo, nunca se es demasiado precavido"). Sam se sorprende ante el gesto pero está feliz, no le importa que su hermano no le cante el cumpleaños y apaga la vela; cuando Dean le pregunta su deseo no lo dice, pero lo pide con fuerza ("por favor, déjanos ser una familia normal").

Después de comerse los chocolates, y guardar el muffin en una bolsa de papel para atacarlo más tarde, deciden ponerse a jugar con la pelota; es increíble pero no rompen nada y en el fondo se la pasan bastante bien.

Cuando John llega ese día, después de una caza agotadora, se encuentra a sus hijos ya acostados, durmiendo, es raro pero los ve tranquilos y felices. No se ven así muy a menudo y no puede evitar pensar que le encantaría que Mary estuviera ahí para poder verlos.


Comments

( 6 comments — Leave a comment )
saganu_caoilte
Dec. 23rd, 2011 10:35 am (UTC)
Aaaaayyyyyy!! Me encantaaaaaaaaa!!! Muchisimas gracias!!! *___________*
Me ha encantado, es una cucada de fic, estos momentos así son los que más me gustan aunque se me rompa un poco el corazoncito con todo lo que sabe una que pasa después xDDD
Muchas gracias de nuevo!! * ^ * <3<3
michan_kitamura
Jan. 10th, 2012 06:36 am (UTC)
ME ALEGRO MUCHO Q TE HAYA GUSTADO!!!!!
Estaba muy complicada con lo q regalarte y no sabia si esto te iba a gustar del todo asi q me hizo muy feliz q te gustara *la abraza*
florceleste
Dec. 25th, 2011 11:11 pm (UTC)
Oh Dios!! Esto es precioso y casi me dejó con ganas de llorar. Tiene algo tan encantador, tan cotidiano y tierno, y a la vez es desgarrador, porque, oh Dios, ese deseo de Sam nunca se cumplirá, sob! (Lo siento, estoy hipersensible ultimamente).

Me encantó el detalle con que narras esta historia. Es muy delicada, muy cuidada. Encierra mucha ternura, sin irse al asco con el azucar. Es sólo un niño intentando darle un cumpleaños a su hermano menor. ¡Me encantó!

Muy bonitas y muy bien armadas frases, de verdad. No, me encantó, de verdad. Precioso, gran fic, gracias por escribirlo.
sra_danvers
Dec. 26th, 2011 08:52 pm (UTC)
Ains, yo quiero que mis hijos sean así entre ellos!! XD
skysthelimit_7
Dec. 26th, 2011 11:19 pm (UTC)
Ooooooh!! Qué monos y qué pena dan, pobrecillos!
perlita_negra
Dec. 26th, 2011 11:20 pm (UTC)
El deseo de Sammy me duele hasta el alma sobre todo porque sabemos que nunca, nunca... pasará. T__T Y Dean renunciando a sus tomates, fue... Ains. Mis niños.

No me gusta John, nunca me gustó y estos fics acerca de lo dura que fue la infancia de los chicos no hace más que reforzar esa opinión que tengo de él. :-(
( 6 comments — Leave a comment )

Profile

Admin
aisinfronteras
Amigo Invisible Sin Fronteras

Latest Month

January 2014
S M T W T F S
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Tags

Powered by LiveJournal.com
Designed by Terri McAllister